• Fundación Tengo Hogar

Consiguió lo que estaba esperando desde hace mucho tiempo

Después de tres años trabajando en el mismo Centro de Día, Deisy por fin tendrá un contrato fijo.


Deisy es una madre luchadora que no se da por vencida. Es una de las familias que más tiempo lleva en nuestro programa y solo podemos decir maravillas de ella y su hijo Ronny. Su historia es un claro ejemplo de esfuerzo y perseverancia.


Hay personas que solo necesitan un empujoncito para salir adelante... ¡El apoyo que me ha dado Tengo Hogar ha sido inmenso!

Las oportunidades llegan gracias a la formación

Cuando Deisy llegó a Tengo Hogar trabajaba como empleada del hogar con escasa cualificación profesional y nulas oportunidades de crecimiento.

Con la orientación de los Trabajadores Sociales comienza la formación Atención Sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales, que le abre nuevas puertas y consigue empleo en el Centro de Día donde trabaja actualmente.

Pero Deisy no interrumpe su itinerario de aprendizaje y al poco tiempo comienza con una formación en Auxiliar de Enfermería -mira el vídeo aquí-, que continúa hasta el día de hoy y está próxima a presentarse al examen final.

Está claro que una de sus motivaciones es incorporar nuevos conocimientos y superarse constantemente. Es más, está apuntada a diversos cursos de deterioro cognitivo, demencia y Alzheimer que cumplimenta desde casa después del trabajo. La especialización es una herramienta que posibilita la detección, el manejo y la prevención de estas enfermedades.


Trabajar en lo que te gusta

El Centro de Día le ha dado a Deisy muchas alegrías. Tan solo con escucharla hablar de su profesión se puede percibir su gratitud y felicidad. Se siente muy a gusto rodeada de personas mayores y compañeras que comparten su misma pasión por ayudar a los demás.

Hace unos meses le dieron la noticia que estaba esperando desde hace mucho tiempo... ¡tendrá un contrato fijo! Después de tres años dedicada al 100%, Deisy no pudo contener su entusiasmo y las lágrimas. Con esta gran mejoría, puede garantizar su estabilidad y el futuro de su hijo.



Tener un hogar es la base para salir adelante

Os compartimos un testimonio antiguo de Deisy que visibiliza el camino que ha recorrido en Tengo Hogar. Antes de entrar en nuestro programa, vivía en una habitación con su niño. Gracias al acceso a una vivienda, consiguió salir adelante y recuperar poco a poco su autonomía.


Deisy es una madre que siempre lo tuvo claro: buscaba darle a su hijo una vida digna y mejores oportunidades. El apoyo integral ha sido primordial para reencausar su camino y descubrir su vocación por ayudar a los demás. Estamos felices por su nueva meta conseguida... ¡A seguir superándose!

18 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo